Replicas Mayas

Una de las características de las réplicas es que están hechas 100 por ciento de tierra, con detalles como pintura fabricada con roca volcánica. Para realizar la mezcla de la tierra invierten dos horas, luego, con ese material se comienzan a moldear las pieza. Al finalizar, se debe de esperar otra hora más para que sequen; y por último, se inicia el trabajo de pintura (utilizando los colores naranja, café y blanco). Cuando las piezas está terminadas se comienza el proceso de horneado a temperaturas que alcanzan los 700 grados Fahrenheit, donde permanecen dos horas para garantizar que la pintura no se borre y perdure a través del tiempo. Los diseños de las piezas reproducen imaginativamente aspectos de la vida diaria de esta antigua civilización, recordando rituales y festejos a sus dioses. Esta artesanía es el patrimonio cultural y ha servido por muchos años como soporte económico de las familias que la producen.

Instagram